NO SOMOS PRODUCTO DE NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS, SOMOS PRODUCTO DE NUESTRAS DECISIONES

El sueño de muchos niños y niñas de todo el mundo es llegar a ser deportista de élite, muy pocos son los afortunados que consiguen alcanzarlo debido a la gran competencia y a la dificultad que conlleva dicho proceso, el sacrificio que deben realizar durante su juventud es admirable. Pero aún es más asombroso en aquellos deportistas que a pesar de padecer una enfermedad han conseguido alcanzar este sueño. 

 

El mundo del deporte tiene muchas ventajas, sin duda alguna la mejor de todas es poder cumplir un sueño y dedicarte a aquello que te apasiona. Los deportistas son todo un ejemplo de superación, y superar las dificultades que tiene alcanzar este sueño compartido por tantos y tantos chavales es muy complicado y se necesita de una gran fortaleza, más aún si por el camino se cruza una patología o enfermedad a la que sobreponerse.

Ser diagnosticado por una enfermedad crónica es un duro golpe que te da la vida pero hay que sobreponerse y no dejar de luchar por los sueños de cada uno. En el mundo del deporte encontramos ejemplos de superación de deportistas que han sabido sobreponerse a la enfermedad, y que a pesar de sus problemas de salud no han tirado la toalla.

Ejemplos de superación y que a pesar de sus enfermedades o circunstancias muy desfavorables lo han conseguido.

 

450_1000

Neil Vines Instructor de fitness.

La historia de Neil ha sido una historia de superación durante sus tres últimos años, una historia de la que se sentía orgulloso y que él mismo quería contar.

En agosto del 2012, cuando él tenía 19 años, en esa época Neil se encontraba entrenando en la isla de Creta, y fue allí donde todo empezó.

Según cuenta su hermana Sarah: "El comenzó a experimentar fuertes dolores de cabeza, cuello y hombro”, acto seguido Neil se desplomó y tuvo que ser llevado de vuelta a casa, donde se le diagnosticó un meduloblastoma (cáncer en la cabeza de rápido crecimiento), que se le extendió rápidamente por la columna vertebral. Con el paso del tiempo y según iba avanzando el cáncer , Neil perdió parte de la vista y dejo de andar. Según su hermana declaraba al diario DalyMail: "Neil nunca se rindió y siguió siendo positivo hasta el final”, “Él nunca quiso usar una peluca, nunca se avergonzó por salir en su silla de ruedas”. “Fue casi lo contrario, quiso salir para mostrar a los demás que no le importaba lo que padecía”.

En el año 2013 a Neil por fin le dieron el alta, y gracias a su fuerza interior y su superación, volvió a caminar, a andar en bicicleta e incluso a correr. Pero Neil iba a volver a recibir un duro golpe.

Tan sólo 7 meses después, al finales del 2013, al joven le dieron la peor noticia que podía recibir. Había aparecido un segundo tumor en su tronco cerebral.

Para un deportista nato, aspirante a las Olimpiadas, la vida no podía pasar de largo de ese modo, y fue ahí donde Neil, a sabiendas de estar en su recta final, quiso alcanzar sus sueños y sus metas 

Culminó las 600 millas de la carrera de John O’Groats (en una bicicleta especial); paso a paso, completó el Desafío de los Tres Picos  (subiendo el equivalente de Ben Nevis, Snowdon y Scafell Pike) e intentó lograr su último reto, subir el equivalente del Monte Everest, sueño que no pudo completar, al sufrir una fractura en la columna vertebral a las puertas de concluir la prueba. El 20 de abril del 2015 nuestro instructor de fitness perdió la batalla, aunque no podemos decir que la perdiera completamente, porque nos ha dejado una de las mayores historias de superación y de pasión por el deporte que podíamos contar, una historia digna de compartir.


Bethany Hamilton Surfista
Estaba destinada a ser una de las mejores.

Sus padres eran amantes de este deporte y, antes de que ella naciera, se mudaron a la cuna del surf: Hawaii, con varias de las mejores playas del mundo para surfear. Allí nació la joven en 1990, a la que inculcaron el amor por las olas desde sus primeros años de vida.
Aprendió a cabalgar el mar casi al mismo tiempo que a andar, y con cuatro años ya practicaba esta disciplina. Desde ese momento, el agua se convirtió en su elemento.Entregada a la tabla, participó en su primera competición, Rell Sun, con solo ocho años. Ganó en las dos disciplinas en las que intervino: la de shortboard y la de longboard para niñas entre siete y nueve años. Su carrera profesional despegaba en ese momento, llegando a consolidarse con el paso de los años.En 1999, al cumplir 9 años, se empezaba a considerar a Bethany como una niña prodigio. Por ello, una de las marcas más conocidas del mundo del surf, Rip Curl, paso a patrocinarla junto con su amiga Alana Blanchard. Este patrocinio lo mantiene en la actualidad, siendo una de las principales embajadoras de Rip Curl en el mundo. Con diez años, se inscribió en el campeonato anual de Haleiwa Menehune y ganó en la disciplina de chicas menores de once años y en el de mujeres menores de 15 años. Además, quedó segunda en la mixta de menores de doce años. Una auténtica fuera de serie.

El accidente de Bethany Hamilton.

 Bethany estaba siempre dentro en el agua. El 31 de Octubre de 2003, como cualquier otro día, a los 13 años, se desplazó a una playa de Kauai con su amiga Alana y con el hermano y el padre de esta.
Tabla en mano, se sumergió en el mar y, a unos 300 metros de la costa, cuando el agua le cubría, se sentó sobre la tabla para esperar las olas. Allí, mientras estaba esperando las olas con la mano izquierda debajo del agua, un tiburón la atacó y le arrancó el brazo izquierdo por debajo del hombro. La herida que le provocó el tiburón a Bethany era muy grave, llegando a perder el 60% de la sangre de su cuerpo.
Sus amigos la llevaron hasta la orilla para poder trasladarla a un hospital. La rápida intervención de los médicos salvo su vida, eso sí, no había ninguna solución más allá de aprender a vivir con un solo brazo.
Tras el accidente de Bethany Hamilton
A pesar del trauma desencadenado del accidente, Bethany no dudó en ningún momento acerca de su pasión: no iba a dejar el surf.
Solo diez semanas después del trágico accidente con el tiburón volvió a surfear. Para ello, tuvo que adaptar una tabla hecha a mano para que fuera más gruesa y sencilla de utilizar. Antes que nada, tuvo que aprender a nadar con un brazo y, poco a poco, volvió a surfear como antes.
Además, el padre de Bethany diseñó unas asas centrales en la tabla de su hija para poder realizar la maniobra del pato. Esta sencilla maniobra que sirve para sumergirse por debajo de las olas a la hora de entrar al pico, era muy costosa para Bethany, al no tener un apoyo que le diese equilibrio.
Tan solo un año después de su vuelta al surf recibió su siguiente galardón: el premio ESPY al mejor regreso de un deportista. Durante los siguientes años continuó obteniendo grandes resultados en numerosas competiciones a nivel nacional e internacional.
Su conmovedora historia quedó plasmada en una autobiografía que la conocida como «la surfista que perdió un brazo» escribió en 2004. El título de la obra era Soul Surfer: A true story of Faith, Family, and Fighting to Get Back on the Board (Alma surfista: Una historia real de fe, familia y lucha por regresar a la tabla). Este libro terminó en los primeros puestos de ventas según la Revista del New York Times.
Tres años después, en 2007, Becky Baumgartner dirigió un cortometraje basado en su historia (Heart of a Soul Surfer), que se proyectó en varios festivales de todo el mundo. Este pequeño cortometraje fue la antesala de su futura película. En el año 2011. la vida de la joven surfista se llevó a la gran pantalla. El film, Soul Surfer, fue dirigido por Sean McNamara y protagonizada por Anna Sophia Robb. La propia Bethany fue la encargada de doblar a la protagonista en las escenas de surf.
La película fue un completo éxito tanto a nivel de crítica como de recaudación. Tuvo un gran impacto entre el público femenino y entre los jóvenes menores de 25 años, llegando a recaudar más de 10 millones de dolares el primer fin de semana. Se trata de una de las mejores películas de surf que existen.
En el año 2013 contrajo matrimonio con Adam Dirks, teniendo a su primer hijo en 2015 y al segundo en 2018. Bethany dice que «ser madre es algo maravilloso, ha supuesto un cambio para mí y mi marido, como para cualquier pareja. Compaginarlo con el surf profesional, los viajes, el entrenamiento, me ha obligado a ser más paciente y organizada, pero es una de las cosas más maravillosas que me han sucedido. Surfeé suave hasta los 8 meses de embarazo, y el último mes solo entré al mar a nadar. Tras el parto estuve alrededor de 5 semanas sin hacer surf«.
Además, ha escrito otro libro sobre fitness llamado Body and Soul. Actualmente ofrece charlas sobre superación personal y es una gran entusiasta de las Redes Sociales, como se puede ver en Su Instagram. La historia de Bethany Hamilton es la viva imagen de la superación personal y de que no hay excusas para aprender a surfear.

Wilma Rudolph Campeona Olímpica

Uno de los casos de éxito más paradigmático fue Wilma Rudolph nacida el 23 de junio de 1940, Saint Bethlehem, Clarksville, Tennessee, Estados Unidos y era la vigésima de 22 hermanos. 
Su vida estuvo marcada por una constante lucha contra el sexismo, el racismo, la pobreza, un embarazo en la adolescencia y enfermedades como fiebre escarlatina, neumonía y una polio que le paralizó una pierna, lo que le impidió andar hasta que alcanzó los 11 años.
Rudolph reconoció que su médico le dijo que nunca volvería andar pero su madre le dijo lo contrario y que ella creyó a su madre. Una vez se recuperó, no paró su carrera hasta que decidió retirarse.
Siempre será recordada por sus tres oros en Roma y por ser la primera atleta estadounidense en conseguir tres oros olímpicos en atletismo.
Ella comentó en su día: «ganar es grande, seguro, pero si realmente se va a hacer algo en esta vida, el secreto es aprender a perder. Nadie logra estar invicto todo el tiempo».
 

Kelvin Doe
El niño que «estudió» ingeniería en un vertedero de Sierra Leona

Con solo 17 años, Kelvin Doe ha revolucionado la vida en su aldea tras construir todo tipo de aparatos con desechos electrónicos

La sociedad de consumo genera cada día enormes cantidades de desperdicios tecnológicos que en demasiadas ocasiones no son enviados a plantas adecuadas para su reciclado. La mayor parte de esta chatarra acaba en inmensos vertederos de países como Ghana o Sierra Leona y algunas de las zonas más pobres de China o La India, donde se han convertido en un auténtico problema medioambiental.

Esta basura informática se ha convertido el sustento para cientos de miles de personas sin recursos que viven de rebuscar entre monitores de ordenador y viejos teléfonos móviles para vender los metales que forman parte de sus componentes.

Se descubrió que uno de estos enormes vertederos sirvió para demostrar el talento de Kelvin Doe, un joven dispuesto a cambiar la vida en su país. La vida en Sierra Leona no es fácil, por ello, a pesar de tener solo diez años cada día al salir del colegio, Kelvin Doe acudía a un vertedero cercano a Freetwon, la capital del país, a recoger toda clase de desechos tecnológicos para ayudar a salir adelante a su familia. Fruto de esa actividad, comenzó a sentir una gran fascinación por los componentes electrónicos, por lo que se quedaba con algunos para experimentar con ellos. El problema era que su barrio solo recibía energía eléctrica durante unas pocas horas una vez a la semana, por lo que apenas tenía tiempo de hacer nada. Lejos de darse por vencido, empleó unos viejos libros de ingeniería que encontró en la destartalada biblioteca de su escuela para fabricar una rudimentaria pila con la que poder dar energía a sus experimentos. Más tarde, creó su propio generador eléctrico, que se convirtió en el punto de encuentro de todos sus vecinos, que acudían a iluminarse y recargar las baterías de sus teléfonos móviles reciclados. En 2010, con 14 años, Kelvin Doe unió su faceta de inventor con su pasión por la música y fabricó su propia emisora de radio, desde la que pinchaba sus canciones favoritas, retransmitía los partidos de fútbol del barrio o daba voz a los problemas de sus vecinos, gracias a un equipo de reporteros formados por sus amigos. A la emisora le siguió una auténtica mesa de mezclas, con un amplificador y varios micrófonos. Kelvin se convirtió en «DJ Focus», toda una celebridad en su comunidad. Mientras el joven autodidacta seguía intentando mejorar la vida de sus vecinos, su asombrosa historia llegó a oídos de un investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que no dudó en invitarlo a viajar a Estados Unidos para que compartiera su experiencia con estudiantes e ingenieros en varias universidades del país. Así, con tan solo 17 años Doe se convirtió en el invitado más joven en participar en el programa de visitantes del MIT y durante dos semanas asistió a todo tipo de talleres en los que pudo perfeccionar sus conocimientos para tratar de desarrollar su siguiente proyecto. La historia de este ingeniero adolescente podía haber terminado aquí. Sin embargo, unos meses más tarde una compañía canadiense le ofreció liderar un proyecto de investigación que pretende crear una red paneles solares con wifi incorporado que llevaran electricidad e internet a puntos aislados de Sierra Leona. Para ello, la compañía no solo ha creado un auténtico laboratorio de investigación, sino que ha invertido más de 60.000 euros en el proyecto. Ahora, con apenas 18 años, gracias a su curiosidad y ganas de inventar cosas, Kelvin Doe se ha convertido en un auténtico héroe que lucha por mejorar las duras condiciones de vida en su país. Él asegura que su mayor satisfacción sería que otros jóvenes de Sierra Leona se animen a seguir su ejemplo.Un ejemplo de imaginación y tenacidad del que todos deberíamos tomar nota.

NO IMPORTAN TUS CIRCUNSTANCIAS

IMPORTAN TUS DECISIONES

ESTAS MUY CERCA DE CAMBIAR TU VIDA

Mª José Ferré

14 comentarios en “NO SOMOS PRODUCTO DE NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS, SOMOS PRODUCTO DE NUESTRAS DECISIONES”

    1. Hola Karena, me alegra saber que te hace pensar este artículo y todo un placer tener lectoras como tú comentando en nuestro blog. Saludos!!

  1. Christen Cross Kinnon

    You made a few nice points there. I did a search on the subject matter and found most folks will have the same opinion with your blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 10 =

HAZLO SALUDABLE